• fb r
  • tw r
  • ig r
El Corral es la necesidad de belleza de los corazones en llamas

pon tu ladrillo de arena

Campaña de apoyo a  El Corral de San Antón

del 26 de Febrero al 34 de Marzo de 2027

Si estás leyendo esto, es que estás interesadx en echarnos un cable. O bien que no tienes ni idea de que va esto y te ha picado la curiosidad. En ambos casos, estamos muy contentxs de haber captado tu atención. Aquí abajo puedes encontrar diferentes maneras de apoyarnos económicamente en la rehabilitación de este centro social.

Llevamos décadas experimentando y comprobando la dificultad de generar centro sociales autogestionados que se prolonguen en el tiempo. Como principales motivos podríamos destacar la persecución de los espacios okupados, alquileres que ascienden de manera abusiva expulsando a sus usuarios, centros dependientes de subvenciones y/o concesiones gubernamentales. El Corral de San Antón seguramente también tendrá dificultades para permanecer pero sus características son un tanto distintas. Llevamos años autofinanciando la rehabilitación del espacio. Poco a poco, como se construían antes las casas. Pero estamos sintiendo desde hace un tiempo la necesidad de darle un empujón a la obra y poder empezar a vivir la cotidianidad que deseamos en este edificio. Hablando claro, aproximadamente nos hacen falta unos 80.000€. ¡No es tanto!

El Corral es un proyecto donde cultura, política y economía se encuentran íntimamente relacionados. Por supuesto, no nos referimos únicamente en el plano teórico. Nos interesan especialmente todos los procesos en los que se lleva a la práctica. En un momento como éste en el que necesitamos billetes, inevitablemente nos preguntamos ¿de dónde viene nuestro dinero?, ¿a dónde va? Es obvio que no queremos pedir dinero a los bancos y no queremos tener nada que deberles. Preferimos apostar por el apoyo mutuo y la solidaridad, por la autogestión y los cuidados, motores de cambio hacia ese mundo nuevo que llevamos en nuestros corazones.

 
 
 
 
 
 
 

¿Cómo colaborar?

  

El proyecto cuenta con sus propios mecanismos para intentar asegurar su sostenibilidad económica (*) una vez finalicen las obras y se encuentre funcionando a todo trapo. En este espacio describimos resumidamente las principales líneas que hemos desarrollado para poder apoyar la última fase de rehabilitación del espacio. Hemos decidido plantear distintas opciones, entendiendo que cada persona o colectivo pueda encontrar la manera que mejor se adapte a su situación. A su vez, reagrupamos las distintas líneas de apoyo en dos grandes bloques: líneas de apoyo excepcionales y líneas de apoyo cotidiano.

1. Líneas de apoyo excepcionales. Para esta fase transitoria en la que nos encontramos y que daríamos por terminada con el final de las obras, hemos tenido que tirar de medidas que nos resultan más “incómodas”, aquéllas que básicamente se pueden resumir como “pedir dinero”. Por su propia naturaleza son excepcionales y enfocadas al corto plazo. Lo planteamos a través de dos maneras distintas.

Micro-Préstamos

  

Pensamos que personas y colectivos afines pueden tener ciertos ahorros depositados en bancos y seguramente prefieran emplear ese dinero en apoyar la rehabilitación de este centro social que en financiar las inversiones de entidades bancarias que ya sabemos cómo se las gastan.

  • Partiendo de la confianza y el compromiso, el diálogo y la honestidad

  • Cantidades superiores a 500 €

  • Flexibilidad en la devolución

  • Ponte en contacto (pincha aquí) con nosotrxs para dialogar y consensuar detalles

 

Limosnas, óbolos, dádivas y ofrendas (LODO)

  

Podríamos haber escrito crowdfunding, donaciones o mecenazgo pero por uno u otro motivo estas palabras nos producen cierta urticaria. No es que nos apasionen las que hemos utilizado pero es lo más divertido que hemos sido capaces de imaginar. Más allá de las palabras, se trata de una forma de apoyo incondicional, anónima y “a fondo perdido”. El hecho de “no tener que devolver” estas cantidades, nos ayudará especialmente de cara a la sostenibilidad económica del proyecto en los primeros años. Después de darle varias vueltas, hemos optado por hacerlo por nuestra cuenta, de tú a tú, evitando plataformas habituales para este tipo de procesos, alejándonos de alcanzar unas limitantes metas determinadas, huyendo de cierta sensación de competición, evitando recompensas que pensamos a menudo son un tanto artificiales, innecesarias y consumistas. La recompensa la tenemos clara: ayudar a crear espacios autónomos. Cada quien según sus posibilidades y apetencias. El dinero de una cerveza, una cena, un concierto o las vacaciones que te ahorraste el verano pasado.

  • Cualquier cantidad será bien recibida

  • Puedes transferir tu LODO al número de cuenta: ES87 3183 1100 4310 0298 8424, a nombre de El Corral de San Antón. 

En este enlace (pincha aquí) iremos informando del apoyo recibido, así como de los avances en la rehabilitación del espacio.

 

2. Líneas de apoyo cotidiano. Se trata de maneras de colaborar con la financiación de las obras a través de mecanismos con los que venimos trabajando desde hace tiempo y que a su vez han sido y serán una parte importante del día a día del proyecto. Aunque ahora no nos encontramos en plena actividad, también puedes apoyarnos actualmente a través de cualquiera de estas formas.

 

Mercao Social

  

El mercao social será una de las patas del proyecto a partir de las cuales desarrollar nuestra apuesta cultural, política y también económica. Aunque ahora la actividad del mercao social se encuentra muy limitada, al encontrarnos en plena rehabilitación y en el ojo de una pandemia y muy pesadita, podéis poneros en contacto con nosotrxs para adquirir libros, aceite, cerveza artesana o algunas piezas de arte y artesanía.

En esta línea, hemos ideado una propuesta un tanto más ambiciosa acorde con nuestra necesidad de pastaca inmediata. Se trata de algo muy simple. Apoya el proyecto apostando por nuestro mercao social, adelantando 500€ a canjear por mandanga de nuestro mercao, adquiriendo productos a razón de un máximo de 100€ al año. Está claro, ¿no? Si no es así, pregúntanos.


 

Actividades

  

Siguiendo una lógica parecida a la comentada con el mercao social, no nos encontramos en un momento de desarrollar mucha actividad cultural, aunque es lo que llevamos haciendo unos cuantos años y es donde seguiremos trabajando una vez rehabilitado el espacio tras el huracán. Ahora (como ya sabes si has llegado hasta aquí) la mayor parte de nuestros esfuerzos se dirigen a cómo conseguir el dinero que aún nos hace falta para finalizar las obras. Sin embargo, tenemos algunas propuestas para cuando el temporal amaine. Asistiendo a los próximos eventos, también nos ayudareis a financiar el proyecto en esta fase en la que nos encontramos. No pierdas de vista nuestra agenda (pincha aquí).

 

Hazte socix

  

Llevamos años apostando por esta forma de autogestionarnos y ya contamos con un número considerable de socixs que apoyan y disfrutan de este proyecto. Evidentemente lxs socixs conforman la base social más estable de El Corral. Su apoyo mensual nos permite, desde hace tiempo, generar una cultura ajena a lo meramente comercial o a las dinámicas institucionales.

  • Nuestra forma preferida de apoyo y participación pensando en el largo plazo

  • Especialmente indicado para personas cercanas físicamente a El Corral

  • Toda la info pinchando aquí

También nos hemos devorao el cráneo en relación a esto. Si ya eres socix, echa tus cuentas y mira si puedes adelantarnos tus cuotas mensuales de los próximos 12 meses ¡o de los próximos 2 o 3 años! Si no eres socix, puedes empezar fuerte y en el sentido que acabamos de comentar, adelantar también todas las cuotas posibles. Todo esto nos ayudará a contar con dinero fresco para continuar reconstruyendo.

 

Para el final hemos dejado una opción de apoyo que tiene sentido tanto en el corto como en el largo plazo. Nos encanta sorprendernos. Si quieres hacerlo:

 

Propón tú

  

Seguramente haya buenas propuestas que ni se nos han pasado por la cabeza. Seguramente haya personas con conocimientos, habilidades, ideas o medios de producción a las que os apetezca ofrecerlos a la causa. Sentíos libres para comunicarnos cualquier cosa que nos pueda ayudar en estos momentos. Poneos en contacto con nosotrxs (pincha aquí).


 

(*) Sostenibilidad económica

A menudo andamos peleadxs con las palabras. Sostenibilidad. Economía. Sostenibilidad económica. Viabilidad. ¡Qué horror!, ¿no? Pero bueno, la verdad es que sabemos que muchos proyectos sociales han desaparecido y desaparecen por no querer afrontar estas cuestiones. Por eso, andamos dándole vueltas al tema.

El Corral cuenta con el apoyo económico de sus socixs, así como con el dinero que se genera de las actividades y de la venta de distintos tipos de productos en el mercao social. Sin embargo, esto no es suficiente para hacer frente a todos los gastos del espacio. Como complemento económico, El Corral pretende hacer uso de los diferentes espacios que lo componen. Tenemos claro que huimos de la típica relación propietario-inquilino pero a la vez pensamos que los proyectos que hagan uso del edificio pueden y deben contribuir a la sostenibilidad del mismo. Creemos que estas relaciones se deben basar en la honestidad y en los cuidados mutuos.

Tal y como puede observarse en Nuestro trabajo, El Corral cuenta con distintos espacios pensados para diferentes usos. Cada uno de ellos, en función de sus posibilidades, debe llevar asociada una cuota de apoyo al común: talleres donde diferentes personas puedan desarrollar trabajos artesanos y generar su propia actividad económica; la librería-cafetería-mercao social que será gestionado de manera autónoma y que al igual que los talleres supondrá una actividad económica; una vivienda donde vivirá una familia; el estudio que está pensado para pequeñas reuniones y como alojamiento para personas que vengan a Jerez a desarrollar algún tipo de actividad social cultural y/o política en El Corral o en proyectos afines; el espacio multiusos, que pretende ser un lugar en el que, como su propio nombre indica, albergue cualquier actividad imaginable. Siendo conscientes de las dificultades que esto supone, se establecerán unas contribuciones flexibles, pactadas y honestas.